Hard Seltzer, la moda de vender alcohol como refresco. Fuente: www.zaffari.com.br

Autor: Innova Market Insight

No existe “la ciencia” como tal, sino una variedad de ideas y posibles explicaciones las cuales deben mantenerse bajo observación. La ciencia puede cambiar y lo hace, con el tiempo los nuevos descubrimientos afectarán a todas y cada una de las “leyes”. Hay algunos ejemplos de producto moderno que se pensaba que eran muy buenos para la salud y luego se declaró que eran muy malos, como el zumo de frutas en el que el mensaje de “bueno para la salud” se ha reducido significativamente.
Las modas pueden cambiar aún más rápido, pero la mayoría de las empresas basadas en la moda para el mercado alimentario, como: los postres, golosinas y refrescos, ya están conscientes de la velocidad del cambio. El agua de coco, por ejemplo, ya está siendo sustituida por otras bebidas refrescantes, deportivas, naturales y actualmente todo el sector está bajo presión. La última novedad son los hard seltzers, o refrescos con alcohol, totalmente alejada de su identificación con la salud y encaminada a la moda.
Las tendencias también pueden dividirse, por ejemplo, si la grasa ya no se considera siempre mala, la tendencia no es que TODAS las grasas son repentinamente “buenas”, sino que las excepciones son cada vez mayores, desde el aceite de oliva hasta el aceite de coco, pasando por la mantequilla y llegando a los lácteos con grasa completa.
A continuación, se examinan algunos mercados que han cambiado a pesar de que en su momento se consideraban de alto crecimiento y potencial debido a cambios externos.

Alimentos para bebés

Los alimentos para bebés se desarrollaron originalmente en una época en la que encontrar fuentes puras de leche y otros alimentos no siempre era fácil ni asequible. No todas las madres amamantaban a sus hijos y la opción de una nodriza no siempre estaba disponible. Por ello, un producto confiable aséptico, seco, enlatado o en polvo podía considerarse una mejor opción que un producto “fresco”, que podía estar adulterado. También se consideraban “científicos” y “modernos” y por tanto mejores para el bebé.

Mujer embarazada comprando fórmulas de reemplazo a la leche materna.

Los alimentos para bebés necesitan que la práctica médica o la costumbre local respalden su venta, en un momento muy sensible, las madres confían en las enfermeras y en sus recomendaciones. Pero, así como otras formas de alimentación se percibían como seguras y buenas para la salud, la necesidad de intervención de los fabricantes era menos clara. A medida que mejoraba la salud general de las madres, también se promovía con fuerza la idea de que “dar el pecho es lo mejor”.

Por último, la alimentación para bebés necesita de alimentos sustitutos, especializados o alimentos de destete. Todos ellos han disminuido en los países occidentales prósperos y en los países de ingresos medio-altos.

Cuadro 1 | Bebés nacidos por grupo de ingresos, datos y proyecciones de las Naciones Unidas (ONU)

Fuente: Naciones Unidas

Las oportunidades para la alimentación comercial de bebés se están reduciendo

La OMS recomienda la leche materna como el mejor alimento para bebés.

Las recomendaciones oficiales sobre la alimentación siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las publicaciones del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) son claros:

Alimentación: “La leche materna es el mejor alimento que puede recibir tu bebé durante sus primeros 6 meses de vida. La fórmula para lactantes es la única alternativa adecuada, cuando las madres no dan el pecho o deciden complementar la leche materna. Otras leches o sustitutos de la leche, incluida la de vaca, no deben introducirse como bebida principal hasta los 12 meses de edad. La fórmula de ‘seguimiento’ no es adecuada para bebés menores de 6 meses, y no es necesario introducirla después de los 6 meses”.

El destete: “Esperar hasta los 6 meses aproximadamente da tiempo a que tu bebé se desarrolle para que pueda adaptarse plenamente a los alimentos sólidos. Esto incluye los alimentos sólidos en forma de puré, cereales y el arroz añadido a la leche. A partir de los 12 meses, las fórmulas para lactantes no son necesarias, y las leches infantiles, las leches de crecimiento y las leches para la noche tampoco son necesarias”.

Las grandes empresas en el negocio de alimentos para bebés pueden seguir produciéndolos para los mercados en los que la pureza de los alimentos y la leche siguen siendo una preocupación, pero a largo plazo la tendencia no es favorable. Según las proyecciones actuales, incluso los países de renta media-baja alcanzarán el punto más alto en la década de 2030. Aunque actualmente no se prevé que los países de renta baja alcancen el pico hasta 2075, hay muchas tendencias sociales y económicas que podrían adelantar esta fecha.

La experiencia en nutrición especializada puede trasladarse a otros mercados, como el de la tercera edad, pero la idea de que existe una demanda constante de alimentación comercial para bebés, debe examinarse de forma crítica, además las marcas fuertemente vinculadas a los alimentos para bebés pueden no ser transferibles a otras formas de alimentación.

Jugo de frutas: ¿amigo o enemigo?

Si a los jugos naturales, pero en poca cantidad

En la actualidad, los zumos se han degradado considerablemente en la mayoría de las recomendaciones oficiales de alimentación saludable y, como máximo, sólo se cuenta un vaso al día como la ración de fruta o verdura.

Esto se debe al contenido de azúcar de los zumos enteros, que ahora se considera un problema dietético mayor que el posible contenido de vitaminas o fibra del zumo. Incluso en el caso de las frutas y verduras enteras, algunas organizaciones recomiendan que no haya más de dos raciones de fruta al día.

Aunque los zumos siguen siendo un producto de supermercado, su perfil es notablemente más bajo. Los últimos datos de Global Data, publicados por UNESDA, la asociación europea de bebidas no alcohólicas, muestran que el consumo europeo ha caído un 10% per cápita desde 2014, mientras que el volumen de consumo de bebidas no alcohólicas ha aumentado un 4%. Los zumos de frutas suponen ahora el 7,1% del volumen de refrescos per cápita en Europa, frente al 8,2% de 20149.

Cuadro 2 | Zumos y néctares, volúmenes, millones de litros

Fuente: UNESDA

Y ahora las malas noticias: no sólo los zumos de frutas contienen muchos azúcares, sino que un reciente estudio realizado en Francia sobre una muestra amplia, arrojó un resultado sorprendente que es aún peor (aunque necesita ser confirmado con más estudios):

El consumo de bebidas azucaradas se asoció significativamente con el riesgo de cáncer en general y de cáncer de mama. El consumo de bebidas endulzadas artificialmente no se asoció con el riesgo de cáncer. En sub-análisis específicos, el consumo 100% de zumo de fruta se asoció significativamente con el riesgo de cáncer general”.

Con todos los productos que se asocian popularmente con la salud, siempre existe el riesgo de que la gente empiece a consumirlos o aumenten su consumo en cuanto se sientan enfermos. Su uso es una respuesta, no una causa, tras ser diagnosticado con una enfermedad grave, de repente empiezas a “comer sano”. Es así que el zumo de frutas puede formar parte de un repertorio de alimentos dulces, en lugar de “saludables”.

Cualquiera que sea la razón, o la excusa, las ventas de zumos de fruta están disminuyendo a un ritmo constante.

 

El reseteo por COVID-19: comer en casa, menos fuera y más snacks

La pandemia aumentó el consumo de los snacks saludables

El COVID-19 ha sido el mayor factor externo al que las sociedades ricas se han tenido que enfrentar. Entonces, ¿hay evidencia de que la gente tiene la intención de “resetear” sus presupuestos y hábitos alimentarios y cómo lo va a hacer?

Muchas personas se han llevado un buen susto con una enfermedad para la que, hasta hace poco, parecía no haber prevención. Esto los llevó a preocuparse por “mantenerse sanos” de todas las maneras posibles, incluida la alimentación.

En una encuesta sobre tendencias sociales realizada en EE.UU. por el Consejo Internacional de Información sobre la Alimentación (IFIC) en julio de 2020, el 15% de los encuestados dijo que estaban comiendo “mucho más sano” en comparación con antes de la pandemia, mientras que el 24% dijo que estaban comiendo “un poco más sano”.

Probablemente debido tanto al trabajo desde casa, como al cierre de locales de esparcimiento y restauración, el 24% declaró pedir “más a menudo” servicios de comida a domicilio y para llevar y el 18% registró un mayor uso de comida rápida. Por supuesto, parte de su uso se vio afectado por el encierro y el impacto en los ingresos por la reducción del trabajo, pero ha habido un cambio en los patrones de uso para todos los tipos de establecimientos de comida.

En un estudio realizado para el IFIC en agosto de 2020, los patrones de consumo de snacks muestran un aumento, asociado al inicio de la pandemia. El 36% afirma consumir más snacks, mientras que el 33 % dijo que come más a menudo cuando está aburrido o no tiene hambre. La razón principal del aumento es el aburrimiento, pero algo menos de un tercio afirma estar comiendo más snacks saludables, o snacks de frutas y verduras.

La tendencia a comer fuera de casa ha sido una característica muy fuerte de los últimos 20 años, pero con un número significativamente menor de personas que se desplazan al trabajo, a la oficina y con la disminución de los viajes de turismo, parece una gran posibilidad de que se revierta dicha tendencia.

En Granotec ofrecemos servicios de laboratorio con profesionales técnicos experimentados y con alto sentido de compromiso, dispuestos a asesorarle en soluciones de vanguardia de productos a base de cereales, harinas, lácteos, bebida, cárnicos y saludables. ¡Trabajemos juntos en su próximo desarrollo!

Referencias

  1. “Baby food,” Wikipedia, https://en.wikipedia.org/wiki/Baby_food 
  2. “Infant formula,” Wikipedia, https://en.wikipedia.org/wiki/Infant_formula. Current market leaders in commercial foods are Nestlé (Gerber, Cerelac) and Heinz (Kraft Heinz), while Reckitt Benckiser has a baby milk business through Mead Johnson. 
  3. “Infant and young child feeding,” WHO, https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/9789241597494/en 
  4. “Population Division of the Department of Economic and Social Affairs,” UN, https://www.un.org/development/desa/pd 
  5. “2019 Revision of World Population Prospects,” UN, https://population.un.org/wpp 
  6. “Baby,” NHS, https://www.nhs.uk/conditions/baby 
  7. See “2019 Revision of World Population Prospects.” 
  8. “ChooseMyPlate,” USDA, https://www.choosemyplate.gov and recommendations from the UK, the EU and Australian official health websites. 
  9. “UNESDA Soft Drinks Europe,” UNESDA, https://www.unesda.eu 
  10. Eloi Chazelas et al. “Sugary drink consumption and risk of cancer: results from NutriNet-Santé prospective cohort,” The BMJ, July 10, 2019, https://www.bmj.com/content/366/bmj.l2408 
  11. “2020 Food and Health Survey,” Food Insight, June 9, 2020, https://foodinsight.org/2020-food-and-health-survey 
  12. “Consumer Survey: Eating and Shopping During a Global Pandemic,” Food Insight, September 16, 2020, https://foodinsight.org/consumer-survey-eating-and-shopping-during-a-global-pandemic

¿Este artículo te resultó de interés?

¡Dale la puntuación recomendada!

Puntuación promedio 5 / 5. Cantidad de votos: 2

Este artículo no cuenta con valoraciones todavía.